CucharaSaturada

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes

Cuatro Relatos de Relatos de lo inesperado.
Roald Dalh
Cuatro Relatos de Relatos de lo inesperado. Roald Dalh

Final de La llamada de lo salvaje.
Jack London
Acceso directo al Final de La llamada de lo salvaje. Jack London

Fragmentos de El ladrón y los perros.
Naguib Mahfuz
El ladrón y los perros de Naguib Mahfuz. Fragmentos.

Fragmentos de La balada del café triste.
Carson McCullers
Fragmentos de La balada del café triste. Carson McCullers

 

 

NUEVAS PORTADAS
Fragmentos de Confesiones de un ganster económico
John Perkins
Fragmentos de Confesiones de un ganster económico de John Perkins

Comienzo de Crónica de una muerte anunciada
G.García Márquez
Comienzo de Crónica de una muerte anunciada de G.García Márquez

Final de Ensayo sobre la ceguera Final
José Saramago
Final de Ensayo sobre la ceguera de José Saramago

El hombre sin atributos Fragmentos
de Robert Musil
Fragmentos de El hombre sin atributos de Robert Musil

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. LAS CIUDADES INVISIBLES de Italo Calvino  Final I:

 Nuestra portada:

VerdaguerlRefle700aVOZ DE LA FOTO.  La especulación y su burla.

Calle Jacinto Verdaguer. Madrid. España     © Luis Caamaño Jiménez
  
 ElMundoBiblioteca Colec.Millenium   Enlace web 

Parte final de la nota preliminar que el propio Ítalo Calvino escribió para una conferencia sobre las Ciudades Invisibles en EEUU.

 

      ... Casi todos los críticos se han detenido en la frase final del libro: buscar y saber reconocer quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacer que dure, y dejarle espacio... Como son las últimas líneas, todos han considerado que es la conclusión, la “moraleja de la fábula”. Pero este libro es poliédrico y en cierto modo está lleno de conclusiones, escritas siguiendo todas sus aristas, e incluso no menos epigramáticas y epigráficas que esta última. Es cierto que si esta frase se ubica al final del libro no es por casualidad, pero empecemos por decir que el final del último capítulo tiene una conclusión doble, cuyos elementos son necesarios: sobre la ciudad utópica (que aunque no la descubramos no podemos dejar de buscarla) y sobre la ciudad infernal. Y aún más: ésta es sólo la última parte del texto en cursiva sobre los atlas del Gran Kan, por lo demás bastante descuidado por los críticos, y que desde el principio hasta el final no hace sino proponer varias “conclusiones” posibles de todo el libro. Pero está también la otra vertiente, la que sostiene que el sentido de un libro simétrico debe buscarse en el medio: hay críticos psicoanalistas que han encontrado las raíces profundas del libro en las evocaciones venecianas de Marco Polo, como un retorno a los primeros arquetipos de la memoria, mientras estudiosos de semiología estructural dicen que donde hay que buscar es en el punto exactamente central del libro, y han encontrado una imagen de ausencia, la ciudad llamada Baucis. Es aquí evidente que el parecer del autor está de más: el libro, como he explicado, se fue haciendo un poco por sí solo, y únicamente el texto tal como es autorizará o excluirá esta lectura o aquélla. Como un lector más, puedo decir que en el capítulo V, que desarrolla en el corazón del libro un tema de levedad extrañamente asociado al tema de la ciudad, hay algunos de los textos que considero mejores por su evidencia visionaria, y tal vez esas figuras más filiformes (“ciudades sutiles” u otras) son la zona más luminosa del libro.

Esto es todo lo que puedo decir. Italo Calvino

       Continuar     (Continuar con el final de "Las ciudades invisibles")

  Comparta, si lo considera de interés, gracias:   

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2020 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.