RotuloLosfragmentos

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Helena o el mar del verano. Fragmentos
de Julián Ayesta
Helena o el mar del verano. Fragmentos

Helena o el mar del verano. Comienzo
de Julián Ayesta
Helena o el mar del verano. Comienzo

El invierno en Lisboa
de Antonio Muñoz Molina
El invierno en Lisboa. Comienzo

Romancero gitano. Fragmentos
de Federico García Lorca
Romancero gitano. Fragmentos

NUEVAS PORTADAS
El coronel no tiene quien le escriba. Final
de G.García Márquez
El coronel no tiene quien le escriba de García Márquez. Final

El hombre del toque mágico. Fragmentos
de Stephen Vizinczey
El hombre del toque mágico de Stephen Vizinczey. Fragmentos

La guerra del fútbol. Fragmentos
de Ryszard Kapuscinski
La guerra del fútbol. Fragmentos  de Ryszard Kapuscinski

Factotum. Comienzo
de Charkes Bukowsky
Factotum. Comienzo. de Charkes Bukowsky

NosotrosLosMalditos
               Artículo Destacado:
    Sobre Nosotros Los malditos 

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. LOS GRANDES CEMENTERIOS BAJO LA LUNA de George Bernanos  Fragmentos I:

Nuestra portada:
MesaLuna Ooh800
Un puro reflejo como el de la luna y que, como el de ella, consiguió detener mis ensoñaciones y mi paseo bajo la lluvia. Era un domingo de abril. 
Mesa metálica mojada de una terraza en la calle Ferrocarril, Madrid    © LCJ

  

Fragmentos de libros

PRIMERA PARTE.  

 

CAPITULO I    -   Sobre los imbéciles y la sociedad actual  

Porque las clases medias son casi las únicas que proporcionan al verdadero imbécil.La superior se arroga el monopolio de una clase de idiotez perfectamente inutilizable, una idiotez de lujo, y la inferior no pasa de unos toscos y a veces admirables esbozos de animalidad.

Una colonia de imbéciles fuertemente aferrada a su terruño natal como un banco de mejillones a la roca puede resultar inofensiva, e incluso brindar al estado y a la industria un material valioso. El imbécil, de entrada, es un ser de costumbres e ideas preconcebidas. Si se le saca de su ambiente, guarda entre sus dos valvas fuertemente apretadas el agua del charco que lo ha alimentado. Pero la vida moderna, no contenta con transportar de un lado a otro a los imbéciles, los mezcla con una suerte de furor. La máquina gigantesca, al máximo de revoluciones, los traga por miles y los disemina por el mundo, a merced de sus enormes caprichos. Ninguna sociedad distinta de la nuestra ha hecho un consumo tan prodigioso de estos desdichados...

...

  Continuar fragmentos    (Continuar con los fragmentos de "Los grandes cementerios bajo la luna" )

Comparta, si lo considera de interés, gracias:  

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2018 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.