RotuloLosfragmentos

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes

Final de Mis chistes, mi filosofía.
Slavoj Žižek
Acceso directo a los fragmentos de Mis chistes, mi filosofía. Slavoj Žižek

Comienzo de Hombres buenos.
Arturo Pérez-Reverte
Hombres buenos de Arturo Pérez-Reverte. Comienzo.

Fragmentos de Mountolive.
Lawrence Durrell
Fragmentos de Mountolive. Lawrence Durrell

Cuatro Relatos de Relatos de lo inesperado.
Roald Dalh
Cuatro Relatos de Relatos de lo inesperado. Roald Dalh

 

 

NUEVAS PORTADAS
Final de Tiempo de silencio
Luis Martín Santos
Final de Tiempo de silencio de Luis Martín Santos

Comienzo de El árbol de la ciencia
Pío Baroja
Fragmentos de El árbol de la ciencia de Pío Baroja

Fragmentos de El Jardín de la pólvora
Andrés Trapiello
Fragmentos de El Jardín de la pólvora de Andrés Trapiello

Fragmentos de La nada cotidiana
Zoé Valdés
Fragmentos de La nada cotidiana de Zoé Valdés

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. EL LAMENTO DE PORTNOY de Philip Roth   Fragmentos I

Nuestra portada:
CubataInterior750
TEXTO DE PORTADA:  Neque porro quisquam est qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit...-- No hay nadie que ame el dolor mismo, que lo busque, lo encuentre y lo quiera, simplemente porque es el dolor.
  Provisional.    © LCJ 2018

 Edit: PenguinRandomHousePenguin Random House

Fragmentos de libros 

   De   Sacudiendo

        Llegó después de la adolescencia, en la que me pasaba la mitad de la vida encerrado detrás de la puerta del cuarto de baño, disparando mi taco por la taza del retrete, o sobre las prendas del cesto de la ropa sucia, o splat, contra el espejo del armario botiquín, ante el que estaba de pie, con los calzoncillos bajados, para poder verlo salir. O, si no, estaba inclinado sobre mi veloz puño, con los ojos fuertemente cerrados y la boca abierta de par en par para recibir en la boca y en los dientes aquella salsa de mantecoso suero y Clorox… aunque, frecuentemente, en mi ofuscación y mi éxtasis, la recibiría de lleno en el pelo, como una rociada de grasos brillantina. En medio de un mundo de pañuelos amontonados, arrugados kleenex y pijamas sucios, yo movía mi novicio e hinchado pene, con el perpetuo temor de que alguien me sorprendiera justo en el momento culminante…

     ...

Continuar  FRAGMENTOS  de "El lamento de Portnoy"

Comparta, si lo considera de interés, gracias:      

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2020 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.