RotuloLosfragmentos

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Las tres misas rezadas. Cuento
de Alphonse Daudet
Las tres misas rezadas de Alphonse Daudet. Cuento

El elixir del reverando padre Gaucher, Cuento
de Alphonse Daudet
El elixir del reverando padre Gaucher de Alphonse Daudet. Cuento

Cartas desde mi molino, Fragmentos
de Alphonse Daudet
Cartas desde mi molino de Alphonse Daudet.  Fragmentos

Ante todo no hagas daño. Comienzo
de Henry Marsh
Ante todo no hagas daño. Henry Marsh. Comienzo

NUEVAS PORTADAS
Crematorio. Fragmentos
de Rafael Chirbes
Crematorio de Rafael Chirbes. Fragmentos.

Bartleby, el escribiente. Fragmentos
de Hermann Melville
Bartleby, el escribiente. Hermann Melville. Fragmentos

Jakob von Gunten. Comienzo
de Robert Walser
Jakob von Gunten. Robert Walser. Comienzo.

El pato salvaje. Final
de Henrik Ibsen
El pato salvaje.  Henrik Ibsen. Final.

NosotrosLosMalditos
               Artículo Destacado:
    Sobre Nosotros Los malditos 

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. CATEDRAL de Raymond Carver  FRAGMENTOS (I):

Nuestra Portada:
Pta RadioVkas800
Esquemas más o menos representativos de nuestra vida muelle occidental. (Mural pintado en el frontal en la entrada de Radio Vallecas, Madrid)    © LCJ 2018

Fragmentos de libros

Este libro se compone de 12 cuentos excelentes. Se transcriben sus comienzos

IndiceCatedral

 PLUMAS

 Ese amigo mío del trabajo, Bud, nos había invitado a cenar a Fran y a mí. Yo no conocía a su mujer y él no conocía a Fran. Así que estábamos a la par. Pero Budy yoéramos amigos. Y yo sabía que en casa de Budhabía un niño pequeño. Aquel niño debía de tener ocho meses de edad cuando Budnos invitó a cenar. ¿Qué ha sido de esos ocho meses? ¡Qué deprisa ha pasado el Tiempo desde entonces! Recuerdo el día en que Budfue al trabajo con una caja de puros. Los repartió en el comedor. Eran puros de importación. Masters holandeses. Pero llevaban una etiqueta roja y un envoltorio que decía: ¡ES UN NIÑO! Yo no fumo puros, pero cogí uno de todos modos.

Coge un par de ellos -dijo Bud, sacudiendo la caja-. A mí tampoco me gustan los puros. Es idea de ella..

       Se refería a su mujer. Olla.

       Yo no conocía a la mujer de Bud, pero una vez oí su voz por teléfono. Era un sábado por la tarde, y no me apetecía hacer nada. Así que llamé a Budpara ver si él quería hacer algo. La mujer cogió el teléfono.

     - ¿Dígame?

      Me desconcerté y no pude recordar su nombre. La mujer de BudBudme lo había dicho una buena cantidad de veces. Pero me entraba por una oreja y me salía por otra...

      ...

 

    Continuar FRAGMENTOS    (Continuar con los fragmentos de "Catedral" )

Comparta, si lo considera de interés, gracias:

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2018 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.