RotuloLosfragmentos

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes

Final de Trainspotting.
Irvine Welsh
Final de Trainspotting.  Irvine Welsh

Fragmentos de El Alien.
Ken Bruen

Fragmentos de El Alien. Ken Bruen

 

 

El Buscón, Comienzo
de Francisco de Quevedo
El Buscón de Francisco de Quevedo.  Comienzo

Pies de barro. Fragmentos
de Terry Pratchett
Pies de barro. Fragmentos.  de Terry Pratchett

NUEVAS PORTADAS
La septima cruz. Fragmentos
de Anna Seghers
Fragmentos de de La septima cruz. Anna Seghers.

La rosa de Paracelso. Cuento
de Jorge Luis Borges
Cuento:La rosa de Paracelso de Jorge Luis Borges. Final.

El extranjero. Comienzo
de Albert Camus
El extranjero. Albert Camus. Comienzo

La conciencia de Zeno Fragmentos
de Italo Svevo
La conciencia de Zeno de Italo Svevo. Cuento.

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. EL GATOPARDO de G.Tomasi di Lampedusa  Fragmentos I :

 Nuestra portada:

PalacioUbeda800jpg
Ventanales blasonados en arco de medio punto. Un palacio del sur de Europa.   © LCJ

Fragmentos de libros 

 

… pensaba el príncipe mientras ante sus ojos surgía la mansión de los Falconeri a la que una enorme buganvilla -cuyas cascadas de seda episcopal se derramaban por encima de la verja- confería en la oscuridad una apariencia de esplendor…

… Ahora la calle descendía en una ligera pendiente y se divisaba Palermo sumida en la oscuridad. Las casas bajas y apretadas, oprimidas por la desmesurada mole de los conventos; éstos era decenas, todos gigantescos, a menudo agrupados en conjuntos de dos o de tres, conventos de hombres y de mujeres, conventos ricos y conventos pobres, conventos nobles y conventos plebeyos, conventos de jesuitas, de benedictinos, de franciscanos, de capuchinos, de carmelitas, de redentoristas, de agustinos… Desmedradas cúpulas de curvas imprecisas, semejantes a senos ya sin leche, se alzaban aún más alto, pero eran ellos, los conventos, los que conferían a la ciudad su aspecto sombrío, su carácter, su decoro y al mismo tiempo ese tono fúnebre que ni la frenética luz siciliana conseguía disipar… 

… pensaba el príncipe mientras ante sus ojos surgía la mansión de los Falconeri a la que una enorme buganvilla -cuyas cascadas de seda episcopal se derramaban por encima de la verja- confería en la oscuridad una apariencia de esplendor…

...

.  Continuar Fragmentos    (Continuar con los fragmentos de "El Gatopardo" )

Comparta, si lo considera de interés, gracias:   

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2020 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.