SerCultosParaSerLibres
Los Comienzos. Calle Bailén, Madrid. Taberna El anciano Rey de los Vinos (100 años en 2009) y la desaparecida librería "Ser cultos para ser libres-"
Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Todo se desmorona Final
de Chinua Achebe
Todo se desmorona.  Final

De qué hablo cuando hablo de escribir Fragmentos
de Haraki Murakami
De qué hablo cuando hablo de escribir. Fragmentos

Ajedrez para cebras
de Jonathan Rowson
Ajedrez para cebras. Comienzo

NUEVAS PORTADAS
Una puerta que nunca encontré
de Thomas Wolfe
Finales de libros. Una puerta que nunca encontré de Thomas Wolfe

Mis geniales predecesores Prefacio
de Gary Kasparov
Mis geniales predecesores  Prefacio  de Gary Kasparov

Tombuctú.
de Paul Auster
Tombuctú de Paul Auster. Fragmentos

Empalao
Artículo Destacado: La Semana Santa

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. PEDRO PÁRAMO de Juan Rulfo   Comienzo I:

Nuestra portada:
VentanuchaAlbalate800
PIE DE FOTO: ¿Quién sabe algo de los muertos? ¿Quién piensa hoy en ellos como seres posibles a no ser que sean los nuestros? Trato pulcro, cromado, aséptico, eficaz y cómodo. Empresarial... Se nos olvidó que nos hablan y que nos dicen "cosas" aunque para un sentido atrofiado. Pero, a veces, si andas mucho y miras mucho, puedes aún encontrarte alguno perdido y carnal que aprovecha el aire de la mañana para orear su sudario.
En un pueblo de Guadalajara (España)
    

Comienzos de libros

 

VineAComala

 Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Y yo le prometí que vendría a verlo en cuanto ella muriera. Le apreté sus manos en señal de que lo haría; pues ella estaba por morirse y yo en plan de prometerlo todo. «No dejes de ir a visitarlo -me recomendó-. Se llama de otro modo y de este otro. Estoy segura de que le dará gusto conocerte.» Entonces no pude hacer otra cosa sino decirle que así lo haría, y de tanto decírselo se lo seguí diciendo aun después que a mis manos les costó trabajo zafarse de sus manos muertas.

Todavía antes me había dicho:

- No vayas a pedirle nada. Exígele lo nuestro. Lo que estuvo obligado a darme y nunca me dio... El olvido en que nos tuvo, mi hijo, cóbraselo caro.

- Así lo haré, madre.

Pero no pensé cumplir mi promesa. Hasta que ahora pronto comencé a llenarme de sueños, a darle vuelo a las ilusiones. Y de este modo se me fue formando un mundo alrededor de la esperanza que era aquel señor llamado Pedro Páramo, el marido de mi madre. Por eso vine a Comala...

...

   Continuar  Comienzo    (Continuar con el Comienzo de "Pedro Páramo" ) 

 Comparta, si lo considera de interés, gracias:         

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2018 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.