SerCultosParaSerLibres
Los Comienzos. Calle Bailén, Madrid. Taberna El anciano Rey de los Vinos (100 años en 2009) y la desaparecida librería "Ser cultos para ser libres-"
Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes

Fragmentos de Cerca del corazón salvaje.
Clarice Lispector
Fragmentos de Cerca del corazón salvaje. Clarice Lispector

Fragmentos de Tres pisadas de hombre.
Antonio Prieto
Acceso directo a los fragmentos de Tres pisadas de hombre. Antonio Prieto

Final de Mis chistes, mi filosofía.
Slavoj Žižek
Acceso directo a los fragmentos de Mis chistes, mi filosofía. Slavoj Žižek

Comienzo de Hombres buenos.
Arturo Pérez-Reverte
Hombres buenos de Arturo Pérez-Reverte. Comienzo.

 

 

NUEVAS PORTADAS
Final de Tiempo de silencio
Luis Martín Santos
Final de Tiempo de silencio de Luis Martín Santos

Comienzo de El árbol de la ciencia
Pío Baroja
Fragmentos de El árbol de la ciencia de Pío Baroja

Fragmentos de El Jardín de la pólvora
Andrés Trapiello
Fragmentos de El Jardín de la pólvora de Andrés Trapiello

Fragmentos de La nada cotidiana
Zoé Valdés
Fragmentos de La nada cotidiana de Zoé Valdés

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. EL BUEN SOLDADO de Ford Max Ford  Comienzo I : 

Nuestra portada:
JuaninApicultor800
TEXTO DE PORTADA:  Ella es la dueña de la casa y, por tanto, se atribuyó también el poder sobre la colmena que las abejas habían construido sobre su tejado. El señor de la imagen fue un buen soldado de la hueste católica aldeana. Era suave y activo, que lo mismo despanzaba un muro que retejaba un penduz. Igual aclaraba un bardial que transvasaba o quemaba abejas. Se conocían desde niños y eran hermanos en la fe papal, en la Comunión, en la Novena de San Roque, en la caridad con lo sobrante, en el escrúpulo de la decencia propia y ajena. Él intentó, hay que decirlo, que la abeja reina se trasladara al nuevo receptáculo que le ofrecía y, arrastrado el enjambre, acarrear la colmena a otro lugar. Pero no lo consiguió, así que no hubo más remedio que quemar a los que, para la dueña, eran peligrosos insectos. Por impedirlo, por buscar alguna otra solución, algunos le suplicaron caridad cristiana y apelaron a su beneficencia, al daño que para la vida supondría la disminución de la polinización que las abejas llevan a cabo... pero no hubo manera. Aún otros, más radicales, se atrevieron a remover las ascuas de su religiosidad, que si un Dios menos limitado, que si el respeto a la vida toda, que si el holismo, pero tampoco. Una nieta de ecología militante la amenazó con dejar de hablarle ."-Me van a tirar el tejado y no me da la gana" -sentenció ella. Así que el buen soldado con un ahumador y un soplete estuvo abrasando abejas toda una tarde. La perra de la casa, de cuando en cuando, brincaba con un quejido cuando en sus carreras por la corralada alguna moribunda en la alfombra de abejas quemadas, le picaba una pata.
  Destrucción de una colmena. Oriente de Asturias    © LCJ  2016

Edit: CirculoDeLectoresEnlace editorial

   

Comienzos de libros:   

Ésta es la historia más triste que jamás he oído. Habíamos tratado a los Ashburnham durante nueve temporadas en la ciudad de Nauheim con gran intimidad… O, más bien, habíamos mantenido con ellos unas relaciones tan flexibles y tan cómodas y sin embargo tan íntimas como las de un guante de buena calidad con la mano que promete. Mi mujer y yo conocíamos al capitán Ashburnham y a su señora todo lo bien que es posible conocer a alguien, pero, por otra parte, no sabíamos nada en absoluto acerca de ellos. Se trata, creo yo, de una situación que solo es posible con ingleses sobre quienes, incluso en el día de hoy, cuando me paro a dilucidar lo que sé de esta triste historia, descubro que vivía en la más completa ignorancia. Hasta hace seis meses no había pisado nunca Inglaterra y, ciertamente, nunca había sondeado las profundidades de un corazón inglés. No había pasado de sus aspectos más superficiales...

   ...

Continuar  COMIENZO de "El buen soldado" 

   

INCOPORAMOS DOS PEQUEÑOS FRAGMENTOS QUE NOS HAN LLAMADO LA ATENCIÓN, DEL PRÓLOGO DE CARLOS FUENTES:

    Las parejas se desintegran, se pierden y se recuperan. Se desdoblan en todo caso. El narrador Dowell y su mujer Florence; Edward y la suya, Leonora; Edward y la amante-niña, Nancy; y finalmente, muerto Edward, su viuda Leonora y Rodney, su nuevo marido. La sucesión de engaños y de autoengaños, las infidelidades cínicas y las pasiones no correspondidas, las terribles pérdidas que sufren estos personajes, son narradas por Dowell con un número creciente de reticencias y Tristram Shandycincunloquios. Si Lawrence Sterne dijo, en el Tristram Shandy, que el circunloquio es el alma de la narración, Dowell potencia esta verdad poniendo en duda, por lo menos trescientas veces, la validez del verbo saber. «Sé» pero «no sé» son los hilos conductores de El buen Soldado.

   

     He usado la palabra impresión, y en su momento la técnica de Ford fue considerada (y motejada) impresionista, ¿Qué entiende por tal el autor? El “impresionismo”, dice, consiste en «dar el sentido de dos, tres o cuantos deseemos personas, lugares, emociones, tal y como ocurren simultáneamente en las emociones del escritor…». O sea que el «Impresionismo» de Ford es en verdad un «simultanéismo» más cerca de la aspiración literaria del Joyce, Wolf y Faulkner que de las estética de Monet, Pizarro o Degas. Como dice Wolf en Orlando, el novelista nos desafía a «sincronizar los sesenta o setenta diferentes tiempos que laten simultáneamente en todo sistema normal».

Creo que no es otra la intención estética temporal de Ford en El buen soldado.

    

 Comparta, si lo considera de interés, gracias:     

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2020 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.