SerCultosParaSerLibres
Los Comienzos. Calle Bailén, Madrid. Taberna El anciano Rey de los Vinos (100 años en 2009) y la desaparecida librería "Ser cultos para ser libres-"
Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Ante todo no hagas daño. Comienzo
de Henry Marsh
Ante todo no hagas daño. Henry Marsh. Comienzo

Los asquerosos. Comienzo
de Santiago Lorenzo
Los asquerosos. Comienzo

El color prohibido. Final
de Yukio Mishima
El color prohibido. Final

El viejo León.Tolstoi, un retrato literario. Fragmentos
de Mauricio Wiesenthal
El viejo León.Tolstoi, un retrato literario. Fragmentos

NUEVAS PORTADAS
El pato salvaje. Final
de Henrik Ibsen
El pato salvaje.  Henrik Ibsen. Final.

La muerte de un viajante. Fragmentos
de Arthur Miller
La muerte de un viajante. Arthur Miller. Fragmentos.

Verdad y mentiras en la literatura. Fragmentos
de Stephen Vizinczey
Verdad y mentiras en la literatura. Stephen Vizinczey. Fragmentos

Una puerta que nunca encontré. Fragmentos
de Thomas Wolfe
Una puerta que nunca encontré de Thomas Wolfe. Fragmentos.

NosotrosLosMalditos
               Artículo Destacado:
    Sobre Nosotros Los malditos 

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. DON QUIJOTE DE LA MANCHA de Miguel de Cervantes  COMIENZO I:

Nuestra portada:
QuijotePicado800 Detalle en picado de la escultura de Don Quijote en la plaza de España de Madrid   © LCJ  2019

 

Comienzos de libros (los dos primeros capítulos):

 

CAPÍTULO I

Que trata de la condición y ejercicio del famoso hidalgo Don Quijote de la Mancha

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda. El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas con sus duelos-y-quebrantospantuflos de lo mismo, los días de entre semana se honraba con su vellori de lo más fino. Tenía en su casa una ama que pasaba de los cuarenta, y una sobrina que no llegaba a los veinte, y un mozo de campo y plaza, que así ensillaba el rocín como tomaba la podadera. Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años, era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro; gran madrugador y amigo de la caza. Quieren decir que tenía el sobrenombre de Quijada o Quesada (que en esto hay alguna diferencia en los autores que deste caso escriben), aunque por conjeturas verosímiles se deja entender que se llama Quijana; pero esto importa poco a nuestro cuento; basta que en la narración dél no se salga un punto de la verdad.

...

Continuar  COMIENZO    (Continuar con el comienzo Don Quijote de la Mancha)

 

Comparta, si lo considera de interés, gracias:    

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2018 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.