RotuloLosfragmentos

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes
El Buscón, comienzo
de Francisco de Quevedo
El Buscón de Francisco de Quevedo.  Comienzo

Pies de barro. Fragmentos
de Terry Pratchett
Pies de barro. Fragmentos.  de Terry Pratchett

Final de Imperiofobia y leyenda negra.
María Elvira Roca Barea
Final de mperiofobia y leyenda negra. María Elvira Roca Barea

Final de María Antonieta.
Stefan Zweig
Final de María Antonieta. Stefan Zweig

NUEVAS PORTADAS
La septima cruz. Fragmentos
de Anna Seghers
Fragmentos de de La septima cruz. Anna Seghers.

La rosa de Paracelso. Cuento
de Jorge Luis Borges
Cuento:La rosa de Paracelso de Jorge Luis Borges. Final.

El extranjero. Comienzo
de Albert Camus
El extranjero. Albert Camus. Comienzo

La sinagoga de los iconoclastas Fragmentos
de J.Rodolfo Wilcook
La sinagoga de los iconoclastas de J.Rodolfo Wilcook Clarín. Fragmentos.

La conciencia de Zeno Fragmentos
de Italo Svevo
La conciencia de Zeno de Italo Svevo. Cuento.

NosotrosLosMalditos
               Artículo Destacado:
    Sobre Nosotros Los malditos 

DedoIndice

 

Fragmentos de libros Las aventuras de Huckleberry Finn de Mark Twain Fragmentos I:

Nuestra portada:
 FuenteNiñoSabdell800
 
VOZ DE LA FOTO. En una de las calles más principal y comercial de Sabadell, en tanto los sabadellenses y ocasionales detienen su paseo por la rambla para probarse un vestido de temporada, o para relamer unos gofres o un helado de pistacho, o para remirar en el escaparate de una prohibitiva joyería los relojes dorados, los camafeos o alguna alhaja bonita; en tanto, digo, en mitad de la Rambla Cantonada, este émulo en hierro colado de Huckleberry Finn, ajeno al mercadeo, permanece acercando su rana al caño de la fuente desde 1919 ("solo" 35 años después de la publicación de estas aventuras). Está descalzo y desarrapado y tiene esculpida en su cara una franca sonrisa y parece feliz. ¿Lo modeló el autor como homenaje a Huckleberry Finn, o no? No lo sabemos. Pero un guiño al contraste, al menos, si que parece que sea, ¿verdad? 
 Fuente de la granota (rana), Sabadell (Barcelona)   © LCJ  2017
 
  
Fragmentos de libros.

IconoFraLib ... algo decimos de este libro

 

de III EMBOSCAMOS A LOS ÁRBOLES

 

   … Bueno, pues la señorita Watson me dio un buen repaso por la mañana por culpa de la ropa…

   … Fui y se lo conté a la viuda y ella dijo que lo que se podía conseguir rezando eran «dones espirituales». Esto se me hacía demasiado complicado; pero me explicó lo que quería decir; debía ayudar al prójimo y hacer todo lo posible por los demás, y velar por ellos siempre y no pensar nunca en mí. En esto me pareció que se incluía a la señorita Watson.

      ParaMiMaginSalí al bosque y le di vueltas al magín un buen rato; pero no supe ver en ello la menor ventaja –como no fuera para los demás-, hasta que por fin decidí no preocuparme del asunto y dejarlo.

      A veces, la viuda me llamaba aparte y me hablaba de la providencia de una manera como para que se le hiciera la boca agua a un chico; pero, a lo mejor, la señorita Watson me cogía por su cuenta al día siguiente y echaba por tierra todo lo que había dicho la otra.

     Pensé que habría dos providencias y que un pobre chico lo pasaría muy bien con la de la viuda; pero que si pillaba la providencia de la señorita Watson, estaba apañado para siempre. Lo pensé bien y decidí que, si quería, pertenecería a la de la viuda, aun cuando no comprendí qué había de ganar la providencia conmigo, puesto que yo era tan burro, tan patán y tan ruin...

...  

Continuar  fragmentos    (Continuar con los fragmentos de "Las aventuras de Huckleberry Finn" )     

 

Comparta, si lo considera de interés, gracias:   

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2018 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.