Title FinalesdeLibros

 
Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes
El Buscón, comienzo
de Francisco de Quevedo
El Buscón de Francisco de Quevedo.  Comienzo

Pies de barro. Fragmentos
de Terry Pratchett
Pies de barro. Fragmentos.  de Terry Pratchett

Final de Imperiofobia y leyenda negra.
María Elvira Roca Barea
Final de mperiofobia y leyenda negra. María Elvira Roca Barea

Final de María Antonieta.
Stefan Zweig
Final de María Antonieta. Stefan Zweig

NUEVAS PORTADAS
La septima cruz. Fragmentos
de Anna Seghers
Fragmentos de de La septima cruz. Anna Seghers.

La rosa de Paracelso. Cuento
de Jorge Luis Borges
Cuento:La rosa de Paracelso de Jorge Luis Borges. Final.

El extranjero. Comienzo
de Albert Camus
El extranjero. Albert Camus. Comienzo

La sinagoga de los iconoclastas Fragmentos
de J.Rodolfo Wilcook
La sinagoga de los iconoclastas de J.Rodolfo Wilcook Clarín. Fragmentos.

La conciencia de Zeno Fragmentos
de Italo Svevo
La conciencia de Zeno de Italo Svevo. Cuento.

NosotrosLosMalditos
               Artículo Destacado:
    Sobre Nosotros Los malditos 

DedoIndice

 

FINALES DE LIBROS:  POR TÍTULOS  

Libros cuyo título comienza por las letras: N,Ñ,O,P

Galería y Consulta/Descarga Pdf: Mosaico Finales de libros x títulos.

Nada de Carmen Laforet Noches blancas de Fyodor Dostoievsky Obabakoak de Bernardo Atxaga Opiniones de un payaso de Heinrich Böll Otra vuelta de tuerca de Henry James Platero y yo de J.Ramón Jiménez pdf icon Grande Pdf.Mosaico Finales de libros por títulos

 

  Orden alfabético x TÍTULO. Las imagenes de los libros están "hipervinculadas" a su texto.

 

N ver

Nada     Carmen Laforet

Acceso directo al final de Nada de Carmen Laforet

    Los días que siguieron estuvieron sumidos en la mayor oscuridad porque, inmediatamente, alguien cerró todos los balcones, casi clavándolos. Casi impidiendo que llegase un soplo de la brisa de fuera. Un espeso y maloliente calor lo envolvió todo, y yo empecé a perder el sentido del tiempo. Horas o días resultaban lo mismo. Días o noches parecían iguales... (Pulsar en imagen)

 

Noches blancas     Fyodor Dostoievsky

Acceso directo al final de Noches blancas de Fyodor Dostoievsky

    ¡Dios mío, cómo acabó todo! ¡Cómo acabó! Llegué a las nueve, ella ya estaba allí. Ya de lejos reparé en ella. Estaba como entonces, como la primera vez, acodada en la baranda de la orilla y no oyó que me había acercado. —¡Nástenka ! —la llamé conteniendo la emoción a duras penas. Se giró rápidamente. —¡Vamos —dijo—, vamos, deprisa! La miré perplejo. —A ver, ¿dónde está la carta? ¿Ha traído la carta? —repitió... (Pulsar en imagen)

 

O ver

Obabakoak     Bernardo Atxaga

Acceso directo al final de Obabakoak de Bernardo Atxaga

   LA ANTORCHA. Quería encontrar una palabra y terminar el libro con ella. Quiero decir que quería encontrar una sola palabra, pero no cualquier palabra, sino una palabra que fuera decisiva y esencial. Dicho de otra manera, quiero decir que quería ser un Joubert, y que perseguía lo mismo que él: «s'il est un homme tourmenté par la maudite ambition de mettre tout un livre dans une page...  (Pulsar en imagen)

 

Opiniones de un payaso     Heinrich Böll

Acceso directo al final de Opiniones de un payaso de Heinrich Böll

   …Lo sentí por la muchacha. Seguramente era católica, y debía ser penoso para ella esconderse en una casucha, con un antiguo sacerdote y soportar los detalles de la "concupiscencia carnal": sábanas, calzoncillos, tirantes, platillos con colillas, entradas de cine rotas, incipiente escasez de dinero, y si la muchacha bajaba a buscar pan, cigarrillos, o una botella de vino; una patrona hostil abría la puerta, y ella ni siquiera...  (Pulsar en imagen)

 

Otra vuelta de tuerca   Henry James

Acceso directo al final de Otra vuelta de tuerca de Henry James

    ... Como consecuencia de algo que sólo puedo describir como una feroz interrupción de la sensibilidad -un golpe que en un primer momento, al ponerme en pie de un salto, me redujo al ciego impulso de agarrarlo, atrayéndolo contra mí y manteniéndolo instintivamente de espaldas a la ventana, mientras buscaba apoyo... (Pulsar en imagen)

IconoFraLib   ... algo decimos de este libro

 

P ver

Platero y yo   J.Ramón Jiménez

Acceso directo al final de Platero y yo de J.Ramón Jiménez

    LA MUERTE. Encontré a Platero echado en su cama de paja, blandos los ojos y tristes. Fui a él, lo acaricié hablándole, y quise que se levantara... El pobre se removió todo bruscamente, y dejó una mano arrodillada... No podía... Entonces le tendí su mano en el suelo, lo acaricié de nuevo con ternura, y mandé venir a su médico. El viejo Darbón, así que lo hubo visto... (Pulsar en imagen)

 

 

  Seleccione en estas Pestañas el panel de los finales de libros por la letra inicial de su título

SolapaVer A SolapaVer A SolapaVer E SolapaVer F K <SolapaVer L SolapaVer M Solapa N P gris SolapaVer Q-T SolapaVer U-Z

 

Comparta, si lo considera de interés, gracias.        

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2020 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.