CucharaSaturada

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes

Fragmentos de La balada del café triste.
Carson McCullers
Fragmentos de La balada del café triste. Carson McCullers

Fragmentos de Niebla.
Miguel de Unamuno
Fragmentos de Niebla. Miguel de Unamuno

Comienzo de Lazarillo de Tormes.
Anónimo
Acceso directo al comienzo de Lazarillo de Tormes

Todo lo que hay. Comienzo
de James Salter
Todo lo que hay de James Salter. Comienzo.

 

 

NUEVAS PORTADAS
Comienzo de Crónica de una muerte anunciada
G.García Márquez
Comienzo de Crónica de una muerte anunciada de G.García Márquez

Final de Ensayo sobre la ceguera Final
José Saramago
Final de Ensayo sobre la ceguera de José Saramago

El hombre sin atributos Fragmentos
de Robert Musil
Fragmentos de El hombre sin atributos de Robert Musil

El evangelio según Jesucristo Comienzo
de José Saramago
Comienzo de El evangelio según Jesucristo de José Saramago

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. EL ASNO DE ORO de Lucio APULEYO  Fragmentos I:

Nuestra portada:
AsnoOroCaric
VOZ DE LA FOTO: Texto pendiente. -----------------------------------------
------------------
Imagen provisional.     © LCJ    

     

    Del prólogo de Joaquín del Moral Ruiz:

“La traducción castellana que hemos seleccionado para la presente edición es atribuida a Diego López de Cotegana, humanista sevillano que quizá la realizase hacia 1500, razón por la cual posee un especial interés por el conocimiento profundo que demuestra del latín y la traducción fiel que hace del libro. Este traductor dividió los once libros de Apuleyo en capítulos, pero nosotros hemos preferido dejarlos en los once libros del original. La traducción ha sido corregida ortográficamente y sintácticamente, modificando algunas frases y limpiándola de arcaísmos idiomáticos, hoy en desuso, pero conservando toda la frescura de la vieja traducción castellana. La primera edición de las obras de Apuleyo se imprimió en Roma el año 1469, en folio…” 

 Fragmentos de libros

Del PRIMER LIBRO

… Al tiempo que yo salía con mi pescado, viene tras de mí Pithias, que fue mi compañero cuando estudiábamos en Atenas. El cual había días que no me había visto, y como me conoció, se vino a mí con mucho amor y me abrazó, dándome paz amorosamente, y dijo:

-¡Oh Lucio! Mucho tiempo ha que no te he visto: por los dioses que después que nos partimos de nuestro maestro Clytias, nunca más nos vimos; mas ¿qué es ahora la causa de tu venida?...

 

Continuar fragmentos   de "El asno de oro". Apuleyo   

 

  Comparta, si lo considera de interés, gracias:        

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2020 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.