CucharaSaturada

Lo último en Fragmentosdelibros.com

NUEVAS INCORPORACIONES

Enlaces directos en las imágenes

Fragmentos de La balada del café triste.
Carson McCullers
Fragmentos de La balada del café triste. Carson McCullers

Fragmentos de Niebla.
Miguel de Unamuno
Fragmentos de Niebla. Miguel de Unamuno

Comienzo de Lazarillo de Tormes.
Anónimo
Acceso directo al comienzo de Lazarillo de Tormes

Todo lo que hay. Comienzo
de James Salter
Todo lo que hay de James Salter. Comienzo.

 

 

NUEVAS PORTADAS
Sobre héroes y tumbas Final
de Ernesto Sábato
Final de Sobre héroes y tumbas de Ernesto Sábato

A sangre y fuego Prólogo
de M.Chaves Nogales
Prólogo de A sangre y fuego de M.Chaves Nogales

El guardián entre en centeno Fragmentos
de J.D. Salinger
Fragmentos de El guardián entre en centeno de J.D. Salinger

Esperando a Godot. Comienzo
de Samuel Beckett
Esperando a Godot de Samuel Beckett. Comienzo

DedoIndice

 

Fragmentos de libros. NADA de Carmen Laforet  Comienzo (I):

Nuestra portada:
MuroMarilde2
Pareidolias en un muro. Coordenadas físicas irrelevantes   © Luis Caamaño Jiménez
 Comienzos de libros.
A mis amigos Linka Babecka de
Borrelly el pintor Pedro Borrell
NADA
(Fragmento)
A veces un gusto amargo
Un olor malo, una rara
Luz, un tono desacorde,
Un contacto que desgana,
Como realidades fijas
Nuestros sentidos alcanzan
Y nos parecen que son
La verdad no sospechada...

J.R.J.

 

PRIMERA PARTE

   I

Por dificultades en el último momento para adquirir billetes, llegué a Barcelona a medianoche, en un tren distinto del que había anunciado y no me esperaba nadie.

Era la primera vez que viajaba sola, pero no estaba asustada; por el contrario, me parecía una aventura agradable y excitante aquella profunda libertad en la noche. La sangre, después del viaje largo y cansado, me empezaba a circular en las piernas entumecidas y con una sonrisa de asombro miraba la gran estación de Francia y los grupos que se formaban entre las personas que estaban aguardando el expreso y los que llegábamos con tres horas de retraso.

El olor especial, el gran rumor de la gente, las luces siempre tristes, tenían para mí un gran encanto, ya que envolvía todas mis impresiones en la maravilla de haber llegado por fin a una ciudad grande, adorada en mis ensueños por desconocida.

Empecé a seguir -una gota entre la corriente- el rumbo de la masa humana que, cargada de maletas, se volcaba en la salida...

...

   Continuar COMIENZO    (Continuar con el comienzo de "Nada" )

Comparta, si lo considera de interés, gracias:       

          Contáct@ con

 fragmentosdelibros.com 

     FormContacto

         

             El Buda lógico

ElBudaLogico Servi

         

                      Usted

UstedModulo

         

© 2020 fragmentosdelibros.com. Todos los derechos reservados. Director Luis Caamaño Jiménez

Please publish modules in offcanvas position.